lunes, marzo 12, 2007

El Viaje Astral de Yorke

Pyramid Song quizás sea una de las más personales y hermosas canciones escritas por Thom Yorke. Debutó el en Tibetan Freedom Concert de 1999 como Nothing to Fear (sólo Jonny y Thom) para luego ser presentada como Egyptian Song en la gira de Kid A.
La letra parece ser resultado de otro de los misteriosos sueños de Thom, que se pueden hacer realidad con la creación del video animado que acompañó a este sencillo promocional. "No había nada de qué precuparse ni porqué dudar" canta Yorke en el coro, tras haber viajado a la luna en un bote de hule, haberse encontrado con amantes de otra vida o haber nadado con los ángeles. Simple y sencilla, acompañada de una intrincada y enmarañada batería gentileza del genio Phil Selway.
Otro primer sencillo atonizante, como quizás lo fue Paranoid Android, sin la chapa de popular o simplecita como podría ser una partida de Keane o de Coldplay. Una pieza directa al corazón y al alma de cualquier ser humano común y corriente. Eso sí... especialmente dirigida a todos los alienados fans de Radiohead.

2 comentarios:

pseudoingeniera dijo...

No tengo idea de lo de Po Pad, pero si tengo muchas ideas de lo que Pyramid Song me hace sentir... si bien la melodia da para adentrarse en esos mundos melancolicos, fríos y solitarios, el coro, como mencionaste, con aquella frase: There was nothing to fear and nothing to doubt, nos da una seguridad especial... es como... mmm, permitirnos flotar por el universo, sin gravedad, fuera de una nave, disfrutar de lo hermoso que es estar perdido en la nada, pero a la vez, tener la seguridad de la manguera de oxigeno, que se encarga de que no nos alejemos, de que no tengamos de que temer, ni de que dudar.

Un sueño, a veces, el sueño de nuestra muerte, no crees?

pseudoingeniera dijo...

No me gusta Keane, para nada...
solo agregar eso

Saludos